Banner
Banner
13-M Multitudes on line PDF Imprimir E-mail
Escrito por Víctor M. Pérez M.   

13-M Multitudes onlinePérez Martínez, Víctor Manuel (2005). 13-M Multitudes on line. [Reseña de libro]. Revista Latina de Comunicación Social, 60. Disponible en: http://www.ull.es/publicaciones/latina/l/rese13m.pdf

 

Los atentados terroristas, ocurridos en España el 11 de marzo de 2003 (11-M), ha sido tema de estudios desde diversas perspectivas. No sólo por lo trágico del hecho, sino por los antecedentes y las consecuencias del mismo. La sociedad española estaba preparada para las acciones de ETA, pero lo ocurrido ese día implicaba asumir la presencia de un nuevo actor terrorista, con sus propias reglas: Al Qaeda. España se convertía en el primer país que sufría la “venganza” de este grupo, por su participación y apoyo a los Estados Unidos en la guerra con Irak. No obstante, la indignación de la sociedad española no fue solamente el acto terrorista, sino la manipulación y desinformación sobre la autoría de aquellos hechos.

Uno de los profesionales e investigadores que se ha preocupado por comprender el comportamiento de la sociedad española en los días posteriores al 11-M es Víctor Sampedro, quien como editor y autor de algunos de los artículos, edita el libro 13-M Multitudes on line. Esta obra, editada por Ediciones Catarata, profundiza en las movilizaciones ocurridas en España después de los atentados.

¿Cuál fue el motivo de la convocatoria? ¿Cómo se organizó la sociedad española?
¿Quiénes fueron los líderes de las movilizaciones?

Víctor Sampedro es licenciado en Ciencias de la Información, con estudios en España, en Estados Unidos y un doctorado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. Algunas de sus líneas de investigación son la opinión publica y transformaciones de la esfera pública, la movilización social, los procesos electorales, la comunicación política, entre otras áreas vinculadas a las ciencias de la información. Su experiencia como profesional, docente e investigador se refleja en varios artículos publicados en revistas especializadas y en su actividad como autor, co-autor y editor de varios libros. En esta oportunidad, reúne en 13-M Multitudes on line a varios investigadores quienes presentan trabajos reveladores sobre los procesos ocurridos en esas fechas, en especial, aquella la movilización del 13 de marzo de 2003 (13-M), día en el cual millones de españoles manifestaron públicamente su descontento ante la desinformación sobre lo ocurrido el 11-M. ¿Quién había sido? Fue una de las consignas, ante lo que parecía una estrategia de desinformación del Partido Popular y del Gobierno ante las elecciones generales, quien atribuyó la autoría de los hechos a ETA sabiendo que la información sobre la participación de Al Qaeda podía tener un costo político; más aún conociendo la negativa que tuvo la sociedad española de participar en la guerra contra Irak.

En la revisión de los trabajos, todo parece indicar que “la multitud del 13-M estaba on line, conectada en red y, por tanto, no se formó respondiendo a una estrategia partidaria o al dictado de ningún aparato; sino de forma orgánica, fruto de un ciclo de movilización social” (p. 11). Este enfoque desmiente la “tesis conspirativa” de sectores políticos que han pretendido matizar la protesta del 13-M:

“Nuestros ordenadores y teléfonos móviles se habían enredado, estaban en red, on line. Así pudimos formar, casi sin saberlo, redes de confianza en las que debatíamos al margen y muchas veces en contra de los partidos y los medios convencionales. En las últimas manifestaciones contra la guerra ya nos auto-convocábamos, sin esperar a que lo hiciesen otros en nuestro nombre, sin solicitar permisos ni pactar recorridos de protesta. Y el 13 de marzo, creyendo que estaríamos solos, volvimos a descubrir que éramos multitud. Esa multitud nos sobrepasó a todos, en número, en potencia, en desobediencia” (p. 11).

Un proceso propio de intercambio de información se generó como consecuencia de las variables que influían en los individuos y en los grupos sociales, lo que trajo como consecuencia una movilización voluntaria: “El 13-M y la madrugada del 14 constituyeron una jornada de auténtica deliberación colectiva, de denuncia de la mentira, de vigilancia laica y demostración de soberanía popular; al margen de las empresas de comunicación y de las estructuras partidarias” (p. 16).

Las investigaciones utilizaron como técnica principal los grupos de discusión; algunos de ellos estaban conformados antes de los atentados para analizar el tema electoral, pero en el desarrollo se encontraron con la variable “trágica” del 11-M. Otros grupos de discusión se crearon para abordar lo ocurrido desde el día 11 al 14 de marzo. Otros trabajos utilizaron el análisis estadístico de datos sobre el consumo mediático y el uso de la tecnología como los móviles o internet en ese período. También hay casos en donde se realizaron análisis de contenido a medios alternativos, como los sitiosweb de algunas organizaciones y redes sociales. En general, los artículos ofrecen los elementos metodológicos que garantizan la precisión, la confiabilidad y la validez, pero sin perder de vista la utilidad y el interés que cualquier lector pueda tener sobre el tema.

En los capítulos del libro podemos encontrar un análisis de lo ocurrido entre el 11 y el 14 de marzo desde diversas perspectivas. Una de ellas, realizada por el propio Víctor Sampedro y Manuel Martínez, fue el enfoque de los jóvenes, en el cual desde su grupo de discusión se pretendía conocer la percepción de la campaña electoral de un grupo de jóvenes que votarían por primera vez en las elecciones generales y que incluía su percepción antes y después de las mismas; pero la “trágica casualidad” permitió incluir las variables generadas por el 11-M. Las conclusiones analizan los resultados de la campaña electoral realizada; la actitud de los partidos políticos y de los candidatos; el papel desempeñado por los medios de comunicación en campaña, en los atentados y tras los atentados; la presencia del voto instrumental y de castigo; los atentados, la manifestación institucional de los días 12 y 13 de marzo; la actitud de los jóvenes según su tendencia política; la actitud de los jóvenes abstencionistas; la desobediencia civil y la desconfianza hacia los medios.

Otro objeto de estudio fue el análisis de la utilización de las nuevas tecnologías en la construcción de redes de comunicación, razón por la cual una de las
investigaciones se focalizó en el “protagonismo” que la telefonía móvil tuvo en las concentraciones del 13-M (Francescutty, Baer, García, López). Paradójicamente, fue la telefonía celular el instrumento técnico que activó las bombas en los trenes y fue la que generó un canal de comunicación para movilizar la protesta por la acción terrorista. Una primera conclusión plantea que podríamos encontrarnos “ante la primera movilización popular, generada a partir de NTIC, que (de forma complementaria a los medios convencionales y en un contexto muy especial) tiene efectos inmediatos en una democracia consolidada” (p. 63). Los participantes en este grupo de discusión estaban conformados por:

a) Votantes por primera vez en unas elecciones generales;
b) Su relación con las nuevas tecnologías durante una crisis, y
c) Su condición universitaria.

Los mensajes SMS fueron efectivos en los actos de protesta del 13-M, y los investigadores analizaron en la discusión categorías como credibilidad, comprensión, asistencia a la manifestación, la repercusión electoral, entre otras. No obstante, los autores son prudentes al señalar que el fenómeno ocurrido fue “volátil” y que no puede atribuírsele a la telefonía móvil el protagonismo exclusivo de los hechos: El “13-M fue resultado de un cúmulo de circunstancias que convirtieron lo que habitualmente es un canal de ocio y diversión en un medio de movilización política tan eficaz como desarticulada” (p. 80)

Los grupos de izquierda estuvieron participando en las movilizaciones. El Partido Popular era quien asumía el gobierno y los partidos opositores trataron de sintonizar con la sociedad española, que exigía de sus líderes una respuesta, en especial días antes de unas elecciones generales. ¿Cuál fue el papel de los sectores de izquierda? Ariel Jerez y Sara López dejan claro desde el principio que la manifestación ocurrida el 13-M es un “hito en la construcción de la ciudadanía, del protagonismo de los movimientos sociales y sus estrategias desobedientes en el estado español” (p. 84), sin apoyar la tesis de que esta manifestación influyó
decisivamente en los resultados electorales. Su objeto de estudio se centró en el discurso de los activistas de la izquierda social de Madrid, con la finalidad de
responder a tres interrogantes:

a) Cómo valoraban la coyuntura política y cultural de los últimos años;
b) Cuáles fueron sus estrategias y expectativas de movilización;
c) Cómo actuaron los movimientos sociales de izquierda entre el 11 y el 14 de marzo.

El estudio contempló categorías de análisis como crisis, ideología, cultura mediática, el papel desempeñado por el gobierno, la oposición y los medios de comunicación social. El trabajo también analiza categorías como la desobediencia colectiva como un espacio para el aprendizaje, la movilización, el conflicto, los nuevos públicos, los nuevos medios y las nuevas multitudes. Hay un segmento dedicado a estudiar las movilizaciones ocurridas desde el 11 al 14 de marzo, y analizan temas como la percepción de la crisis informativa y política, la movilización convocada por el gobierno, la reacción de los ciudadanos el 13-M, la evaluación política de la crisis.
Otras perspectivas de análisis presentes en el libro son:

a) El consumo de los medios y los usos de la tecnología en los españoles entre el 11-M y el 14-M;
b) Las movilizaciones y los espacios de comunicación alternativa, generados por sectores sociales en 2003 con respecto al rechazo a la guerra de Irak y lo ocurrido el 13-M;
c) El contenido de medios alternativos, como las páginasweb de algunas organizaciones sobre los hechos del 11-M y su relación con el ciclo de movilizaciones generadas.

El libro 13-M Multitudes on line plantea una explicación, desde una perspectiva científica pero con un lenguaje claro, de los canales de participación ciudadana que se activaron como respuesta a la manipulación y a la desinformación generada por las estructuras de poder. El libro no sólo está avalado por los profesionales que reúne, sino también porque los autores fueron testigos y protagonistas, en algunos casos, de esos procesos.

 

13-M Multitudes on line

Editor: Víctor F. Sampedro Blanco

Autores: Víctor F. Sampedro Blanco, Manuel Martínez Nicolás, Pablo Francescutty, Alejandro Baer, José Mª García de Madariaga, Paula López, Ariel Jerez Novara, Sara López Martín, Guillermo López García, Javier Alcalde, Igor Sádaba y Gustavo Roig Domínguez.

Prólogo: Carlos Taibo

Los libros de la Catarata (Madrid, 2005)

ISBN: 84-8319-213-6
317 páginas
Incluye CD con los siguientes documentales:
- Lo que nos mostraron las televisiones
- Lo que nos ocultaron
- “4 días de marzo”

Referencia del libro:

Sampedro Blanco, Víctor Francisco (Edit) (2005). 13-M Multitudes on line. Madrid: Los libros de la Catarata.